Jost escalando en solo 6 B+ de dificultad.

Esta temporada invernal dos expediciones ingresaron al BC del Everest. Por un lado con una gran logistica el vasco Alex Txikon, y por otro lado con un estilo totalmente diferente el joven aleman, quien quiere realizar esta hazaña de estilo solitario y sin oxigeno adicional.

La arista oeste del Everest no ha registrado ninguna ascensión hasta la cumbre en más de 30 años. Las últimas datan de 1989. Para contextualizar todavía más la aventura de Jost Kobusch, nadie lo ha hecho en solitarionadie lo ha hecho en invierno y solamente una persona lo ha hecho sin oxígeno y vivió para contarlo: Vladimir Balyberdin (1982), “el alpinista ruso más famoso de su generación” según el American Alpine Journal.

El frio y el viento no da tregua.

El inicio de la expedición comenzó a fines de diciembre, con el comienzo del invierno. Inicialmente, Kobusch habría marcado el corredor Hornbein como ruta para completar su ascensión en solitario al Everest. El hecho de que mencione el estado de la ruta “hasta los 7.200 m” parece indicar que sí buscaría alguna de las líneas que ascienden a la cima por la arista oeste, bien visible desde el campo base –a diferencia de la ruta normal, que no llega a esa altura hasta la más alejada pared del Lhotse. Esto le permitiría evitar la Cascada de Hielo del Khumbu, un tramo peligroso de por sí y todavía más en solitario. El corredor Hornbein sería una elección posterior. De hecho, comienza a unos 8.000 metros. Accediendo desde la arista oeste, Kobusch debería realizar una travesía hacia la izquierda para enlazar con la línea del corredor. Aunque también podría continuar recto por la arista hasta la cumbre o incluso atravesar la cara suroeste hacia la derecha y conectar con la ruta normal pasada la Cumbre Sur.

Jost avanza al C1 y explora mas allá.

El joven alemán a comenzado sus labores en lo que sera una tremenda hazaña, como primera etapa ha llegado al C1 a 6000m, continuando hasta los 6180 m, para valorar sus opciones en la arista oeste. Según su localizador satelital, habría recorrido toda la extensión del collado Lho La hasta los primeros contrafuertes de la arista oeste propiamente dicha, para comprobar con sus propios ojos las condiciones y dificultades del tramo que asciende hasta el Hombro Oeste del Everest. Este relieve será el segundo gran obstáculo que deberá superar el joven germano. En los últimos años, el Hombro Oeste se ha visto envuelto por un aura siniestra, pues desde sus laderas encaradas más al sur se han desencadenado enormes avalanchas que han caído sobre la Cascada de Hielo del Khumbu

Etapa de Rehacer la ruta.

Jost Kobusch ya lleva más de un mes en el campo base del Everest, de momento, la progresión en la montaña está algo estancada. Despues de haberse tomado una semana de descanso y recuperación comenzó exploración al inicio de la arista oeste, por encima del collado Lho La, con la idea de abrir una nueva variante en ese complejo tramo. Según los datos de su localizador GPS, no obstante, no llegó a los 6.200 m.

La meteorología no le ofreció más jornadas de trabajo para terminar el tramo hasta el C2 y le obligó a regresar al campo base… con una sorpresa que él mismo ha revelado en sus redes sociales:

Durante la noche del 20 al 21 de enero, las condiciones meteorológicas en el campo 1 del Lho La se deterioraron seriamente. A pesar de que mi tienda estaba atada con seis líneas en cada dirección, apenas podía resistir la fuerza del viento de 100 km/h. Intenté anclar las líneas profundamente en la nieve utilizando trozos de bambú. Sin embargo, el sobretecho se rasgó y, como las condiciones meteorológicas no mejoraban, inicié mi regreso al campo base el 22 de enero.

Durante el descenso del glaciar a la pared, me di cuenta de que toda la sección de la ruta ruta había colapsado. Eso no me facilitó para nada el descenso y necesité cuatro días para sentirme recuperado. ¿Volveré a subir? Estoy a la espera de la próxima ventana de buen tiempo!

En la espera de una ventana de tiempo el alemán ha llegado a realizar nuevamente la sección mas dificil entre el CB y el C1.

Jost lesionado, pero no baja los brazos. el ambicioso alemán se encuentra con un fuerte dolor en un píe, lo cual lo ha dejado imposibilitado de momento continuar con su expedición. De todas maneras no se da por vencido, espera recuperarse y planea ir a los 7000 m. Esto nos cuenta en sus redes Sociales.

En retrospectiva, he tenido suerte de que la ruta hubiera colapsado y yo hubiera tenido que descender de nuevo. Porque ayer por la mañana me levanté con dolor en mi pie izquierdo. Toda la adrenalina debió cubrir el dolor el día de antesdeayer. Pero si hubiera escalado hasta el campo 1, puede que no hubiera sido capaz de descender otra vez. Ayer y hoy me he estirado el pie, lo he movilizado y lo he sumergido en agua caliente… pero de momento voy cojo. ¡A pesar de ello, no hay que precipitarse en las conclusiones! Todavía hay una solución para la ruta colapsada y, cuando el pie se haya recuperado, intentaré subir hasta los 7.000 m. ¡No hay problemas, solo desafíos!

Según sus ultimas actualizaciones, comenta un mejoría en su píe, haciendo un tratamiento con crema y kinesio, esto indica que en cuanto tenga una ventana de buen tiempo, ira hacia arriba.

El joven alemán después de varios días de espera y recuperación ha visto una pequeña ventana y ha iniciado el ascenso, pero su intento ha sido en vano ha llegado al C1 de su ruta establecida. El invierno es duro y los fuertes vientos le han roto la carpa en el c1, el decidió seguir hacia arriba, las ráfagas le han impedido seguir, ha tenido que bajar al campo base, para agregar mas dificultades no ha podido reparar su carpa del C1.

Cuestión que seguirá esperando hasta tener su chance, esta tratando de hacer una hazaña en el montañismo este joven alemán.

Seguiremos de cerca este verdadero desafío.